Cultura de empresa

Trabajar en remoto aumentando la eficacia.

May 18, 2021

Hola, soy Estefanía Meima Prieto, Head of People en Séntisis y quiero compartir nuestra experiencia en remoto. Este formato ha sido parte de la cultura de la compañía desde sus inicios, lo que nos ha permitido responder a la pandemia de forma ágil y eficaz, pero sabemos que ha supuesto un desafío para muchas empresas y queremos ofrecer una serie de aprendizajes que creemos pueden ser de utilidad:

 

1. Tener los calendarios actualizados.

Comparte las fechas de tus vacaciones, un calendario de festivos (si trabajáis en distintas ciudades o países) o actualizar el estado en @Slack.

 

2. No esperar inmediatez en la respuesta de los compañeros.

Ya no existe: “me acerco a tu mesa y te pregunto una duda rápida”. Si un compañero no responde de inmediato, no implica que no esté trabajando. Debemos respetar sus tiempos.

 

3. Mejor una call que un mensaje.

En ocasiones se pierde más tiempo resolviendo una duda por mensaje, que improvisando una llamada. 

4. Llamadas con la cámara encendida.

Aunque hay detractores que prefieren esconderse bajo su look de andar por casa, a todos nos gusta ver las caras de nuestros compañeros. Si no activamos la cámara, la

conversación tendrá un potencial comunicativo de solo el 45% (7% lenguaje verbal + 38% paralenguaje). Si nos dejamos ver incluimos en la ecuación la comunicación no verbal que tiene un impacto por sí sola del ¡55%!

5. La oportunidad perfecta para documentar todos los procesos.

Desde la recogida de feedback a través de encuestas, hasta la incorporación de herramientas de trabajo con las que llevar un orden de las tareas. ¡Eliminamos el margen de improvisación!

6. Rutinas de trabajo para mantener la salud mental.

El trabajo remoto ofrece flexibilidad horaria, lo importante es organizarlo de tal manera que dediques también tiempo para ti.

7. Interiorizar este modelo de trabajo como si fuera a quedarse para siempre.

Aunque nuestra intención es volver a la oficina, no podemos vivir esperando a que ese momento llegue. Es fundamental adaptarnos y vivir el presente. El resto ya llegará.

8. Confía en el equipo.

Este es probablemente el mayor reto en la gestión de equipos del 2020. Es fundamental confiar en que tus compañeros están dando lo mejor de ellos desde sus hogares. Lo que cuenta al final son los resultados.

9. Ser empático con los demás.

Ahora es complicado saber si alguien de nuestro equipo está teniendo un mal día… Por ello, debemos prestar especial atención y ser más amables que nunca. Una 😊 al final de una frase no cuesta nada y puede aportar mucho 😉

¿Cómo está siendo tu experiencia?


Contacta con nosotros